+34 672 242 754 | Consultor AIDA LORENA TORRES
Seleccionar página

La historia de Immunocal

Los científicos buscaban mejorar el Sistema Inmunológico con alimentos, por casualidad encontraron algo mejor, una Fuente Natural de Cisteína, el elemento que nos suele faltar para que el organismo produzca Glutatión, la molécula de la vida.

Los padres de Immunocal

En la década de los 60, el Dr. Gustavo Bounous, cirujano italiano, observó que pacientes con un problema de salud similar, tenían resultados y recuperación muy diferentes en sus cirugías. Inició una investigación sobre el proceso de recuperación de los pacientes posquirúrgicos, de allí le surgió la teoría de que la diferencia podía deberse a la manera diaria de alimentarse. En 1967 desarrolla su “dieta elemental” que es una fórmula con nutrientes esenciales que aplicaba a enfermos en cuidados intensivos, bajo la premisa de “primero alimentos y después medicamentos“. Se convirtió en investigador de  vanguardia sobre nutrición.

En aquel entonces, la Dra. Patricia Kongshavn, inmunóloga de orígen inglés, en aquel entonces investigaba sobre la inmunología celular, las interacciones huésped / parásito y la genética de la resistencia natural. Esta investigación estaba financiada con becas independientes del Consejo de Investigación Médica de Canadá, el Instituto Nacional del Cáncer de Canadá e Institutos Nacionales de Salud de los EEUU.  La Dra. Patricia Kongshavn, es pionera en el campo de la inmunología clínica.

La Historia de Immunocal

A finales de la década de 1970, el Dr. Bounous junto a la Facultad de Medicina de la Universidad McGill, en colaboración con otras escuelas de medicina canadienses, emprendieron un proyecto de investigación sobre la nutrición, buscaban una fuente de proteínas dietética que estimulara el sistema inmunológico. Es cuando se une con la Dra. Kongshavn e inician un largo camino de mutua colaboración.

El equipo, con sede en el Hospital General de Montreal, tenía ya datos concretos que vinculaban la ingestión de proteínas con una salud óptima. En 1978 publicaron su primer artículo, “The Effect of Dietary Amino Acids on Immune Reactivity” (El efecto de los aminoácidos de la dieta en la reacción inmunitaria).

Tras años de estudios con una gran variedad de diferentes fuentes de proteínas y haber hecho numerosas publicaciones, recibieron por fortuna de una empresa suiza un extracto de proteína para que lo examinaran por sus posibles beneficios. En aquel momento, la proteína era un subproducto casi sin valor de la industria láctea.

Ese extracto de proteína demostró resultados espectaculares tras las pruebas. Sus efectos sobre el sistema inmunitario fueron lo suficientemente notables como para permitir la realización de estudios en humanos, que resultaron exitosos.

Cuentan que un día aquel suero de leche dejó de funcionar, no encontraban explicación alguna. Después de unos meses y de manera fortuita, una noticia en TV les dió la respuesta. Al fabricante de aquella proteína particular que estaban estudiando, le habían obligado a cambiar su método de producción de la leche, exigiendo que hiciera una pasteurización más agresiva y la leche se tuvo que calentar.

Pero ese hecho fortuito fue el que les dió la clave de ese algo especial que tenía el suero de leche en estudio y es que era rico en cisteína. Resulta que la cisteína es un nutriente muy importante y a la vez difícil de asimilar con los alimentos porque es muy sensible y se deteriora con mucha facilidad, por ejemplo, al cocinar los alimentos se pierde.

La cisteína es el elemento que nos suele faltar para que nuestro organismo fabrique Glutatión de manera natural. El Glutatión es una molécula, presente en todas nuestras células y es quien se encarga de coordinar sus funciones, nuestra vida depende del Glutatión.  Era obvio para estos investigadores de que se encontraban ante un avance científico importante; aunque en ese entonces, el conocimiento sobre el glutatión no estaba tan desarrollado como lo está ahora.

Fue ese detalle el que hizo que aquellos investigadores cambiaran el enfoque de la investigación y, en lugar de centrarse en elevar Sistema Inmunológico, se centraron en elevar el Glutatión.

El Glutatión es una molécula que se encuentra en todas las células. Al elevar el Glutatión se optimiza el Sistema Inmunológico, se Desintoxican nuestras células de Forma Natural, es vital para Energía Prolongada y es el Antioxidante Maestro. Además, nos hace más saludables, más fuertes, más inteligentes y ayuda a retrasar el proceso de envejecimiento.

Hoy una Empresa de Biotecnología

Ayudados por personas con excelente sentido comercial que invirtieron para lograr el complejo y costoso proceso de patentar un método empleando la proteína de suero no desnaturalizada como un medio de aumentar el glutatión. Cabe decir que estos científicos lograron crear un proceso único, hoy patentado, que logra recubrir la cisteína con una capa de proteína para que pase por el tracto intestinal sin deteriorarse y llega a las células sin degradarse.

También consiguieron que una lechería en América del Norte fuera capaz de producir esta delicada proteína de manera que preservara su capacidad biológica para ejercer un efecto sobre la síntesis del glutatión. Así nació Immunocal, precursora del Glutatión, por ser donadora de cisteína. 

En 1996 lanzaron una de las primeras empresas de biotecnología en la salud, Immunotec, liberaron a los científicos para que sólo se centraran en investigaciones más avanzadas y designaron a un grupo de inversión encabezado por el empresario Mauricio Domenzain quienes se dedican a expandir el mensaje de bienestar a más países del mundo.

La investigación aún continúa y desarrollan más productos. En 2021 Immunotec inauguró unas instalaciones de vanguardia. La empresa opera actualmente en una docena de países y cada año se abren nuevos mercados.

La información que comparto en este, mi blog, es resultado de las investigaciones que realizo en libros, revistas médicas o científicas o cualquier fuente fiable que me pueda ayudar. Soy Consultora Independiente de Immunotec y este blog es mi medio para llegar a la gente compartiendo información, ideas o tips sobre salud y vivir mejor. También es mi medio para informar sobre los productos que recomiendo. Por último comentar que ni Immunotec, ni Facebook, ni Instagram, ni ningún medio que utilice en un futuro tienen que ver con las opiniones aquí expresadas.

Share This