+34 672 242 754 | Consultor AIDA LORENA TORRES
Seleccionar página

SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA

EXPLICADO POR INVESTIGADORES CIENTÍFICOS

El Síndrome de Fatiga Crónica, la Fibromialgia y la Sensibilidad Química Múltiple están mutuamente conectados a una combinación triple: exposición a toxinas del medio ambiente, una inapropiada respuesta inmunológica y la predisposición genética.

Los síntomas no solo son intermitentes, sino que varían de una persona a otra, muchos médicos dudan en ofrecer diagnósticos clínicos firmes. Incluso los nombres y las definiciones de estas enfermedades solo han sido aceptados por la comunidad médica con renuencia. Todavía hay médicos que sienten que estas condiciones son manifestaciones de un trastorno psicológico.

A pesar de esta conexión en pacientes con Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia y Sensibilidad Química Mútiple, son enfermedades diferentes, aquí expongo la definición de cada una de ellas según los médicos.

¿Qué es la Fatiga Crónica?

La Fatiga Crónica es una enfermedad grave y de larga duración que afecta a muchos sistemas del cuerpo. Otro nombre para esto es encefalomielitis miálgica. A menudo, el Síndrome de Fatiga Crónica se define como períodos de agotamiento tan fuerte que puede dificultar el realizar sus actividades normales. A veces es posible que ni siquiera pueda salir de la cama.

¿Qué es la Fibromialgia?

La Fibromialgia es una afección crónica en la que una persona siente un dolor prolongado que se propaga por todo el cuerpo. El dolor casi siempre está relacionado con fatiga, síndrome de intestino irritable, problemas de sueño, dificultad de concentración, dolores de cabeza, depresión y ansiedad. Las personas con fibromialgia también pueden tener sensibilidad en las articulaciones, los músculos, los tendones y otros tejidos blandos.

¿Qué es la Sensibilidad Química Múltiple?

La Sensibilidad Química Múltiple es una enfermedad del medio ambiente donde la acumulación de toxinas alcanza un nivel peligroso antes de que aparezcan los síntomas. Cualquier carga toxicológica adicional puede ser la gota que desencadena una cascada de síntomas, a menudo imitando otras enfermedades. Tales circunstancias hacen muy difícil llegar a un diagnóstico claro. La responsabilidad de evitar una mayor exposición recae sobre el paciente. El profesional de la salud debe sugerir estrategias de desintoxicación.

No tengo dudas de que en un futuro cercano los tratamientos que mejoran el glutatión se convertirán en un tratamiento estándar.

Dr. Jimmy Gutman
Máxima autoridad del Glutatión en el mundo

Posibles causas del Síndrome de Fatiga Crónica (SFC)

El Dr. Jimmy Gutman, en su libro “La guía completa del Glutatión, investigación y aplicaciones científicas”  nos habla de que en una discusión sobre el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) también llamado Disfunción inmune o enfermedad de intolerania al esfuerzo sistémico (EIES) se habló de sus posibles causas, se habla de que parece ser un problema toxicológico menor que un trastorno inmunológico. Se clasifica mejor como un síndrome post viral o post infeccioso. La secuencia causal a menudo comienza con una enfermedad viral aguda, generalmente seguida de una respuesta linfática hiperactiva: inflamación de los ganglios, o agrandamiento de los ganglios linfáticos (un síntoma de “fiebre glandular”).

Por razones desconocidas, algunas personas desarrollan una respuesta inmunológica y neuro-endocrinológica anormal. Esta incapacidad para combatir amenazas de salud se combina con un desequilibrio en las secreciones hormonales del cuerpo, y luego comienza a producir los síntomas de SFC.

Los reumatólogos ahora tienen mejor definición mejor el síndrome, lo que permite un diagnóstico más preciso. Se caracteriza por fatiga persistente, dolor músculo esquelético, alteraciones del sueño, y anomalías cognitivas y psicológicas.

Aún no existe una prueba clara para el SFC, pero los investigadores están tratando de detallar los cambios bioquímicos y fisiológicos sutiles que se producen.  Uno de estos grupos estuvo dirigido por el Dr. Paul Cheney, uno de los primeros médicos en describir el síndrome en los años 80 y principios de los 90. El Dr. Cheney creía que aunque su inicio puede ser viral, las alteraciones posteriores en la síntesis de proteínas y la producción de enzimas son las que conducen a la insuficiencia hepática y la incapacidad de las células para desintoxicarse.

Conclusiones del Dr. Paul Cheney

El Dr. Cheney creía que la deficiencia de glutatión era el problema clave del SFC, especialmente a lo largo del tiempo y hacía que los pacientes fueran muy difíciles de manejar desde el punto de vista de la desintoxicación.

En sus inicios, el Dr. Cheney utilizó el fármaco NAC (N-acetilcisteína) pero el éxito fue modesto. Cuando la proteína de suero de leche bioactiva y sin desnaturalizar estuvo disponible, muchos pacientes respondieron con resultados dramáticamente favorables.

Otro, el reconocido inmunoquímico alemán, Dr. Wulf Dröge, quien acuñó el término “Síndrome de CG Bajo” para describir una serie de estados de enfermedad asociados con una disminución de la cisteína y el glutatión. Estos incluyen el síndrome de fatiga crónica, la SIDA, ciertos tipos de cáncer, la sepsis, la enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, traumatismo mayor y otros.

Si quieres infomación sobre esta proteína de suero de leche bioactiva y sin desnaturalizar, habla conmigo y te informo sin compromiso.

Estudio de caso

William, un abogado de Alabama, notó un cambio en su salud a los 39 años. Sus primeras visitas a varios médicos no fueron concluyentes ni precisas en sus diagnósticos. Ninguna de sus opciones de tratamiento resultó útil. No fue capaz de continuar con su habitual carga de trabajo exigente y se vio obligado a dejar de ejercer su profesión como abogado en 1994. Su propia investigación le llevó a un grupo de apoyo local para el SFC donde se enteró de una prestigiosa clínica del Sureste especializada en fatiga crónica.

 El tratamiento inicial con vitaminas, nutrientes y cambios en la dieta le resultó mínimamente satisfactorio. El director de esa clínica en aquel entonces estaba investigando sobre el uso de proteína de suero sin desnaturalizar a lo que William se acogió y, después de 12 semanas, la mejoría fue notable. Tres meses más tarde, se despertó una mañana  “sintiéndose bien otra vez”,  cogió sus palos de golf después de cinco años sin poder hacerlo. Meses más tarde estaba tirando por debajo de los 90 y planeaba reiniciar su carrera.

Conclusión

La cantidad de toxinas con las que nuestro cuerpo tiene que lidiar todos los días es verdaderamente notable. Para hacer frente a esta carga, una persona saludable, descansada y bien alimentada debe mantener fuertes defensas inmunológicas y bioquímicas.

El papel del Glutatión (GSH) en estos sistemas de defensa no puede ser exagerado. El glutatión desintoxica una gran cantidad de contaminantes, carcinógenos, metales pesados, herbicidas, pesticidas, y radiación. Todos los días estamos expuestos a toxinas como el humo del cigarrillo, las emisiones de automóviles, los conservantes de los alimentos y la amalgama dental y nuestro cuerpo depende del GSH para su eliminación. Las sustancias que elevan los niveles de GSH se están utilizando cada vez más en el campo de la toxicología con un éxito considerable.

Fuente:
Libro: “La guía completa del Glutatión, investigación y aplicaciones clínicas”.
Autor: Dr. Jimmy Gutman

La información que comparto en este, mi blog, es resultado de las investigaciones que realizo en libros, revistas médicas o científicas o cualquier fuente fiable que me pueda ayudar. Soy Consultora Independiente de Immunotec y este blog es mi medio para llegar a la gente compartiendo información, ideas o tips sobre salud y vivir mejor. También es mi medio para informar sobre los productos que recomiendo. Por último comentar que ni Immunotec, ni Facebook, ni Instagram, ni ningún medio que utilice en un futuro tienen que ver con las opiniones aquí expresadas.

Share This